Jardines de la Cueva de Nerja: un lugar para el paseo

Los jardines de la Cueva de Nerja ofrecen diferentes espacios para el paseo. En ellos puedes contemplar desde las más variadas especies endémicas, propias del enclave natural donde se enmarca, hasta otras más exóticas, que se encuentran en el Jardín Botánico Detunda-Cueva de Nerja.

La Cueva de Nerja cuenta con zonas ajardinadas y con un entorno natural privilegiado ya que se encuentra entre los acantilados de Maro y Cerro Gordo y el Parque Natural que configuran las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama.

Por ello ofrece 3 opciones diferentes en la naturaleza, para que puedas pasear: 

1. Jardines de la Cueva de Nerja en su recinto interior

Nuestros visitantes se quedan sorprendidos por el gran recinto en el que se enmarca la Cueva de Nerja. Se trata de un espacio único, entre inmensos pinos, con  zonas de paseo donde puedes observar a las traviesas ardillas. Además, también podrás ver revolotear a mariposas y libélulas entre las numerosas flores y plantas repartidas por todo el enclave.

A lo largo del paseo por los jardines interiores del recinto de la cavidad encontrarás bancos, instalados para que el visitante pueda descansar. Además, detrás de la entrada a la cavidad, aparece una zona de pícnic, con mesas y asientos de madera, para poder compartir un momento de comida o merienda con la familia o los amigos.

Si paseas por nuestro recinto verás, al final, la Ermita de San Isidro, del siglo XIX y edificada sobre los muros del antiguo cementerio de Maro. En sus paredes aparecen curiosos grabados realizados en esa época que se atribuyen a los pastores de la zona.

2. Jardín Botánico Detunda-Cueva de Nerja

Por la ubicación en la que se encuentra, el Jardín Botánico Detunda-Cueva de Nerja, recoge las especies de las sierras de la zona suroccidental de Granada y de la zona oriental de Málaga en las que se enclava, en el Parque Natural Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama.

Este espacio ajardinado se encuentra, por lo tanto, en una orografía muy diferente y diversa que se une a una gran variedad geológica. Por todo ello, encontramos en él una variedad de especies muy numerosa, con endemismos de la zona (especies propias únicamente del lugar).

En él se aúna representación de flora y de vegetación que puede encontrarse tanto en Málaga como en Granada, especialmente en sus sierras. Estas zonas se caracterizan por acoger una elevada diversidad vegetal y especies propias.

Al pasear por el Jardín Botánico, al que se accede desde el recinto de la Cueva de Nerja, encontramos una gran muestra de una flora típicamente Mediterránea. Es propio de esta zona contar con grandes periodos de sequía en verano y la vegetación del lugar debe adaptarse a estas inclemencias climatológicas.

Además, a lo largo de este terreno de naturaleza, puedes encontrar muestras de diferentes cultivos tradicionales en estas zonas geográficas. Cuenta, también, con una colección de orquídeas y de especies raras, que sin duda muestran una gran singularidad.

Puedes acceder a este Jardín Botánico entrando al recinto de la Cueva de Nerja, se encuentra detrás de las taquillas. Está abierto de 9:00 a 15:00 horas todos los días de la semana, excepto los lunes. En este link puedes ver toda la información sobre el mismo y consultar cualquier cambio horario.

3. Paseo por el sendero Cueva de Nerja-Almijara

Además de por estos jardines de la Cueva de Nerja también puedes pasear por un espacio que te ofrece acceso a la sierra, con un recorrido circular o una alternativa simple para un recorrido más sencillo: el sendero Cueva de Nerja-Almijara.

Desde la Plaza de los Descubridores, subiendo por las escaleras que aparecen a la derecha del monumento dedicado a todos ellos y girando después a la izquierda comienza el Sendero Cueva de Nerja-Almijara, que cuenta con una puerta que lleva directamente a la sierra.

Es un sendero fácil, de 1.750 metros de largo, que se realiza con un itinerario circular cuyo tiempo de recorrido estimado es de unas 2 horas si se va a un paso normal, ni muy rápido ni muy lento.

Otra opción es realizar este sendero sólo hasta una parte, recomendamos llegar al mirador donde encuentras un banco de madera que te permite contemplar unas maravillosas vistas de Nerja y de Maro, con su mar al fondo. Este recorrido es de unos 800 metros, por lo que se camina la mitad y se tarda menos de 1 hora. En esta alternativa el recorrido es lineal y tanto la ida como la vuelta se lleva a cabo por el mismo tramo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú