Pinturas rupestres de la Cueva de Nerja: ¡te las mostramos en el Museo de Nerja!

2 Comentarios

Las pinturas rupestres de la Cueva de Nerja son, sin duda, uno de sus mayores tesoros. De hecho, se encuentran entre los principales puntos de interés de muchos de nuestros visitantes, sin embargo, se trata de un patrimonio muy sensible al deterioro, por lo que primamos su conservación, ante todo.

Esto supone que las pinturas rupestres no pueden contemplarse directamente en las visitas a la gruta pero en el Museo de Nerja te las mostramos de forma minuciosa gracias a las últimas tecnologías.

En este artículo vamos a contarte los detalles más característicos de nuestras pinturas: la razón de su importancia, en qué época se hicieron, cómo se llevaron a cabo, los métodos para su estudio… De esta manera sabrás mucho más sobre ellas cuando las visites en el Museo.

Cueva de Nerja y pinturas rupestres

La Cueva de Nerja contiene uno de los yacimientos más ricos del sur peninsular en manifestaciones artísticas prehistóricas. De hecho, el profesor de prehistoria de la Universidad de Córdoba, José Luis Sanchidrián ha datado 321 grupos pictóricos y grabados parietales catalogados en esta gruta.

Estas manifestaciones artísticas se encuentran concentradas mayoritariamente en las Galerías Turísticas, desde la entrada hasta aproximadamente la mitad del desarrollo longitudinal del cavernamiento. Muchas no son fácilmente visibles para el público porque se encuentran en zonas de difícil acceso, además no se encuentran iluminadas para evitar que se dañen.

Arte rupestre de la Cueva de Nerja: Paleolítico Superior y Prehistoria Reciente

Las diferentes investigaciones realizadas a lo largo de los años, dividen las pinturas rupestres de la Cueva de Nerja en 2 grandes conjuntos cronológicos y culturales.

Uno de ellos es el Paleolítico Superior, un momento histórico en el que encontramos cazadores, recolectores y pescadores. El otro es la Prehistoria Reciente, caracterizada por el desarrollo de la ganadería y de la agricultura, donde el hombre ya domina mejor el medio que le rodea.

Durante el Paleolítico dominó el empleo de pigmento rojo, de base mineral, obtenido del óxido de hierro, que a veces mezclaban con agua y con otros aglutinantes que aún no se han determinado con exactitud. Vamos a analizar con más detenimiento los pigmentos empleados en la cavidad.

Pigmentos y técnicas en las pinturas rupestres de la Cueva de Nerja

La mayoría de los pigmentos empleados en las pinturas rupestres de la Cueva de Nerja tienen una base mineral. La presencia de elementos orgánicos es muy pequeña.

Como comentábamos, en el Peleolítico se usaba el pigmento rojo –al que a veces se unían tonalidades amarillas, menos frecuentes- que se obtenía al moler la hematite de origen local (óxido de hierro) hasta convertirlo en un polvo que pudiera mezclarse y convertirse en base de pintura.

Dicha mezcla la aplicaban nuestros antepasados sobre las paredes con los dedos, realizando trazos y puntos. A veces, curiosamente, también empleaban pinceles que confeccionaban con elementos naturales. En otras ocasiones esperaban que se solidificara y la usaban como tiza para realizar líneas y dibujos.

Además, ese colorante -que disolvían con agua y aglutinantes- también se ha encontrado aplicado mediante la técnica del aerógrafo, posiblemente bucal.

También se hallan en las pinturas rupestres de la Cueva de Nerja pigmentos negros. Parecen derivar en todos los casos de tizones, provenientes de hogueras, y se encuentran empleados directamente por presión.

Grabados y cazoletas en la Cueva de Nerja

Además de pinturas, en la Cueva de Nerja encontramos otras manifestaciones artísticas como son los grabados. Datan del Neolítico/Calcolítico. Presentan secciones acanaladas y debieron labrarse mediante un instrumental lítico duro, posiblemente sílex.

Igualmente, se pueden observar cazoletas, pequeños huecos artificiales practicados sobre antiguas erosiones hidráulicas naturales que se crearon en momentos de mayor actividad hídrica de la cavidad. Mediante el martilleado con elementos pétreos de dureza mayor, los profundizaron y regularon.

Pinturas rupestres de la Cueva de Nerja: tecnología aplicada

Desde los primeros descubrimientos de pinturas rupestres en el siglo XIX, varias han sido las técnicas para poder reproducirlas y estudiarlas. Esos primeros años se utilizaba el calco a mano alzada e, incluso, apoyando un papel transparente sobre los diseños, lo que podía dañarlos.

La técnica fue evolucionando desde fotografías que permitían realizar ese calco sobre ellas a imágenes fotográficas de alta definición que, unidas a técnicas de retoque digital, permitían diferenciar pigmentos y trazos invisibles al ojo humano.

Estas últimas han sido las aplicadas en la Cueva de Nerja, descubierta en 1959, donde actualmente se utiliza una tecnología mucho más desarrollada: la fotogrametría. Este estudio permite la realización de modelos 3D de las representaciones pictóricas rupestres y ayuda a superar las deformaciones ópticas propias de la reproducción bidimensional.

Las pinturas rupestres de la Cueva de Nerja se muestran en el Museo de Nerja

Gracias a esta tecnología aplicada, las pinturas rupestres de la Cueva de Nerja pueden verse en el Museo de Nerja. Se contemplan en fotografías de alta definición y en vídeos dónde se muestran los trazos que han permitido destacar los continuos estudios realizados.

Desde Fundación Cueva de Nerja y su Instituto de Investigación, existe un importante y necesario interés en la divulgación de todos estos tesoros artísticos que la cueva alberga. Sin embargo, al mismo tiempo, el objetivo fundamental es el de conservarlos.

Por eso, puedes contemplar el arte rupestre de la gruta en el Museo de Nerja sin que se dañe, allí te contamos todo sobre las pinturas rupestres de la Cueva de Nerja. ¿Vienes?

2 Comentarios. Dejar nuevo

  • Franz Augustyniak
    septiembre 5, 2020 8:49 am

    Estamos deseando ver las Cuevas y por supuesto, el Museo.
    Por el articulo ya tenemos una idea de lo que nos espera.
    Iremos dentro de 14 días.

    Responder
    • Nos alegramos mucho de su visita. Bienvenidos. Esperamos que disfruten de ambos espacios, tanto de la Cueva de Nerja como del Museo de Nerja 🙂 Un saludo.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú